BBRAINNERS Y LA TEORÍA DE LA ESTUPIDEZ DE CIPOLLA

Bbrainers: esa experiencia personal brutal que me ha puesto del revés.

Si algo define mi paso por Bbrainers es «las apariencias engañan».

En dos intensos días en la Sierra he descubierto con horror que los prejuicios habitaban en mi, que la formación jurídica puede llegar a ser divertida y que cada uno de nosotros es, sin duda, un gran desconocido para sí mismo y para los demás.

Hoy más que nunca tiene sentido que sea el diagrama de la «Teoría de la Estupidez» creada por Cipolla lo que ilustre esta entrada, esa teoría que nos descubrió, en su infinita sabiduría, Paloma Llaneza en la primera cena. Carlos el término era estúpido, ni imbécil ni cretino. Los dos estábamos errados. Se ve que no hicimos uso de la escucha activa mientras Fran y Paloma trataban apasionadamente el tema…

No quiero dejarme a nadie en el apartado agradecimientos, pero va a ser complicado:

En primer lugar, gracias a Delia por haber tenido la idea y por haber embarcado a Alfredo en el proyecto. De otra manera yo jamás habría estado en Bbrainers.

Gracias a todas esas chicas, no sé si llamarlas pasantes o asistentes de Delia, de las que no recuerdo el nombre, pero sin cuyo esfuerzo y sonrisa todo habría sido un caos. Y a Andrés. Intuyo que Todo Juristas fue esencial en el hecho de hacer realidad la idea de Delia.

Pero, sobretodo, gracias a todas esas personas que se dejaron conocer más allá de la coraza, olvidando por un momento que esto era formación jurídica:

Javier, todo un crack en la captación de clientes y nichos de mercado, pero todavía mejor persona y marido (aunque en esto último le fallen las formas…:)); Donna, que me hizo flipar por la noche, fuera de ponencia, y darme cuenta de muchas habilidades y emociones perdidas en mi; Paloma, que bajo ese compendio de datos y sabiduría más propia del Renacimiento esconde a alguien bueno y sensible (no escondas esa parte, es la mejor); Fran, que en una cena hizo que le quitase la careta de político y viese en él un perfil culto, preparado y fascinante; Rafa, un ejemplo encomiable de reciclaje, de dejarse llevar por la vida desde la valentía y la ilusión, a quien no frena el sentido común; Juancar, un hombre hecho a si mismo y que se atreve con todo, incluso con una aspirante a runner que no da la talla en eso de correr por La Sierra; Ana, que me ha reafirmado en muchas ideas que antes creía locas respecto de hacia donde debe dirigirse mi carrera y sobretodo gracias por la idea de reservar mesa en la cena para el grupo de trabajo de por la tarde; María, mi tocaya, el ejemplo perfecto de lo que debe ser una abogada, me da seguridad y esperanza encontrarme a profesionales así, incluso en Bbrainers; Karina (perdona si me he equivocado en el nombre, soy un desastre), esa estudiante, joven aunque sobradamente madura y trabajadora, que me hace pensar que aun hay esperanza en los que vienen detrás; Francesc por ese guiño y ese «me alegro» cuando lo fui a felicitar por su ponencia; Sara, por subir a La Sierra a vernos a pesar del barrigón, siempre es un placer compartir unos minutillos contigo, pero ni te imaginas lo especiales que fueron estos, ya fuera del armario; Carlos, por unas cuantas risas, por ser alguien tan transparente, tan fácil de conocer y casi apreciar me atrevería a decir (algo poco común hoy en día, sobretodo en esta profesión); el jovenzuelo sevillano, de cuyo nombre no me acuerdo, por darle frescura y marcha al asunto, por unas canciones perfectamente interpretadas (lease la ironía) desde la alegría mientras Mario tocaba su guitarra; a Mario, por dejarse llevar por la locura de estos juristas y tocar todo lo que le pedían de oido e improvisando si era necesario, lo que fuera con tal de que no decayera la juerga; Guillermo, el último de un grupo que espero tenga continuidad más allá de Bbrainers, con los que espero no perder el contacto ya en Vigo.

Espero no haberme olvidado de nadie, pero si lo he hecho, mis disculpas. Creo que recordaré mucho tiempo no sólo a los citados, sino también a todos los que vivistéis la experiencia y entablastéis de alguna manera o en algún momento conversación conmigo. Bbrainers fue un antes y un después, de veras.

Gracias a la que no estuvo en Bbrainers, pero fue la responsable de que llegase a La Sierra con la obsesión de asaltar a su ídolo (Paloma) y a su compañero y amigo (Carlos). Eres culpable de muchas cosas buenas que pasaron allí, sin estar presente. Perdona mi indiscreción fotográfica…

Por último, pero no menos importante, Bbrainers significó mucho, muchísimo para La Mari Loca gracias a mi compañero de habitación, de fatigas y de sueños. Gracias por hacer la permuta San Blas/lo de Delia, gracias por haber retrocedido para poder avanzar juntos. Gracias por sacarme del armario sin artificios. Gracias por haber vivido Bbrainers juntos, sin que fuera necesario dejar de ser María Mariño. Gracias por haber superado juntos Donosti. Gracias por la ilusión que te hizo mi buena crítica a la ponencia. Gracias por cada gesto de cariño en público. Gracias por lo que pasó en privado. Bbrainers fue el broche perfecto para todo lo trabajado antes.

Gracias Bbrainers por permitirme ser yo, sin más, por las ganas de hacer cosas con las que he vuelto, por reforzarme en mis ideas a priori locas en un sector rancio como el nuestro, por haber podido ser María al lado de Alfredo. Mil gracias. Volveré en próximas ediciones si prometéis volver a removerme en mis cimientos y traer de nuevo la sorpresa a mi mente de abogada de pueblo, pero sobretodo si pronetéis que La Mari Loca tiene cabida en la experiencia, esta vez con disfraz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s